ZAATARI RECIBE A LA ESCOLA DE XADREZ DE PONTEVEDRA.

21 de abril de 2019


Fuente: Foto extraída de ACNUR

   Tras el trabajo de estos días en el campo de refugiados de Azraq, entramos por primera vez en Zaatari. Abierto en 2011, es el campamento más grande de Oriente Medio, acogiendo a más de 80.000 personas obligadas a huir de la guerra en Siria.

   En una primera impresión se perciben las dificultades de una construcción acelerada por la emergencia de la situación. El campamento fue instalado en nueve días y fue creciendo en diversas etapas desde entonces. Azraq se abrió precisamente (en 2014) porque Zaatari estaba totalmente desbordado.

   En el medio de un desierto y con un control de acceso, Zaatari se asemeja a una ciudad. Lo que en un principio parecía temporal se está convirtiendo en permanente. Pasó de tener tiendas de campaña a refugios prefabricados, pequeños espacios donde vive una familia entera.

   A diferencia de Azraq, que se organiza en villas, Zaatari se divide en distritos. Éstos, forman precarios caminos de tierra y piedras con “mercados” repletos de pequeños puestos en los que se recupera forzosamente el trueque.

   Una vez dentro, nos dividimos en tres grupos y cada uno se dirige a un distrito: 5, 9 y 12. Trabajamos en los Centros Makani, que, sin olvidar las limitaciones de situarse en un campamento de refugiados, nos parecen un buen ejemplo de autogestión. Unicef ofrece formación y recursos, pero son los propios sirios los que imparten clases y organizan las actividades del centro.




   Al margen de la difícil situación que viven las personas refugiadas, la sensación que nos llevamos de estos 3 centros es muy positivo. Como ellos mismos dicen, son como una gran familia. El personal encargado nos hace sentir como en casa, participan activamente en nuestras clases, se muestran muy cercanos en el trato y en la ayuda que nos prestan…

   El alumnado nos impacta también, destacando su alto nivel de atención e interés y sus habilidades para resolver los problemas matemáticos que incluimos en los Manuales.

   En nuestras clases nos encontramos con alumnado con distintas necesidades de apoyo educativo. Si ya la situación de las personas refugiadas es dura y difícil en general, los niños con discapacidad son aún más vulnerables, pues corren un mayor riesgo de ser excluidos. Ante las necesidades en Zaatari, en octubre de 2018 UNICEF abrió el primer parque infantil inclusivo para niños con discapacidades. Fue diseñado y equipado para que los niños con y sin discapacidades jueguen juntos. Acorde con la idea de una escuela para todos y todas, introducir el ajedrez en Zaatari es una aportación más, al ser una actividad inclusiva, donde todas las personas pueden participar plenamente en el aprendizaje y el juego.





Read more...

ZAATARI RECIBE Á ESCOLA DE XADREZ DE PONTEVEDRA.




   Tras o traballo destes días no campo de refuxiados de Azraq, entramos por primeira vez en Zaatari. Aberto en 2011, é o campamento máis grande de Oriente Medio, acollendo a máis de 80.000 persoas obrigadas a fuxir da guerra en Siria.

   Nunha primeira impresión percíbense as dificultades dunha construción acelerada pola emerxencia da situación. O campamento foi instalado en nove días e foi crecendo en diversas etapas desde entón. Azraq abriuse precisamente (en 2014) porque Zaatari estaba totalmente desbordado.

   No medio dun deserto e cun control de acceso, Zaatari aseméllase a unha cidade. O que nun principio parecía temporal está a converterse en permanente. Pasou de ter tendas de campaña a refuxios prefabricados, pequenos espazos onde vive unha familia enteira.

    A diferenza de Azraq, que se organiza en vilas, Zaatari divídese en distritos. Estes, forman precarios camiños de terra e pedras con “mercados” repletos de pequenos postos nos que se recupera forzosamente o troco.

   Unha vez dentro, dividímonos en tres grupos e cada un diríxese a un distrito: 5, 9 e 12. Traballamos nos Centros Makani, que, sen esquecer as limitacións de situarse nun campamento de refuxiados, parécennos un bo exemplo de autogestión. Unicef ofrece formación e recursos, pero son os propios sirios os que imparten clases e organizan as actividades do centro.


   Á marxe da difícil situación que viven as persoas refuxiadas, a sensación que nos levamos destes 3 centros é moi positivo. Como eles mesmos din, son como unha gran familia. O persoal encargado fainos sentir como na casa, participan activamente nas nosas clases, móstranse moi próximos no trato e na axuda que nos prestan…

   O alumnado impáctanos tamén, destacando o seu alto nivel de atención e interese e as súas habilidades para resolver os problemas matemáticos que incluímos nos Manuais.

   Nas nosas clases atopámonos con alumnado con distintas necesidades de apoio educativo. Se xa a situación das persoas refuxiadas é dura e difícil en xeral, os nenos con discapacidade son aínda máis vulnerables, pois corren un maior risco de ser excluídos. Ante as necesidades en Zaatari, en outubro de 2018 UNICEF abriu o primeiro parque infantil inclusivo para nenos con discapacidades. Foi deseñado e equipado para que os nenos con e sen discapacidades xoguen xuntos. Acorde coa idea dunha escola para todos e todas, introducir o xadrez en Zaatari é unha achega máis, ao ser unha actividade inclusiva, onde todas as persoas poden participar plenamente na aprendizaxe e o xogo.



Read more...

ÚLTIMO DÍA EN AZRAQ: REALIDADES, SENTIMIENTOS Y EMOCIONES.

18 de abril de 2019



Abandonamos Azraq para dirigirnos al campamento de Al Zaatari.


   Si las despedidas siempre son difíciles esta lo fue aún más. No hay palabras para despedirse de quien sabes que te ve marchar sin las mismas posibilidades que tú, sin tener opción de abandonar el campamento con unas mínimas garantías de futuro. “Os extrañaremos” y “Agradeced el apoyo recibido por la gente de vuestra tierra” fueron algunas de las frases más repetidas. Hace ya cuatro años que visitamos el campamento y la gente cada vez nos cuenta más de su historia y circunstancias. Realidades que sabes o imaginas que existen pero que son mucho más duras cuando se escuchan de cerca.  Imposible contener las lágrimas.

   Fueron muchas horas compartidas con las personas refugiadas, llenas de alegría, diversión y mucho cariño. Docentes y voluntarias sirias nos brindaron un apoyo esencial.


    La dureza de las circunstancias se nota en la desesperación de algunos niños por conseguir un lápiz o un juego de ajedrez hecho con tapones. Valoran tanto el material entregado como la canción que cantamos juntos cada vez que resuelven un ejercicio, felicitando su trabajo con gestos, sonrisas y aplausos.

   Estos días en Azraq entregamos 950 libros (Manual de ajedrez de iniciación y avanzado), un ajedrez gigante y muchos juegos de tapones con su tablero plastificado, elaborados por distintos colegios de la provincia. Nos llevamos, además de su cariño, un nuevo ejemplar de la revista del campamento, que ellos mismos elaboran. Nos cuentan con orgullo que incluye artículos de difusión científica, literatura y pasatiempos. Podemos también leer la historia de Mohammad Al Mzaill, un adolescente a quien conocimos el primer año. Vivía en una familia de clase media y salió de Siria en 2014, tras morir su padre durante la guerra. Vive en el campamento desde entonces con su madre y sus cuatro hermanas. Lo definen, tal y como lo conocimos, como ejemplo de humanidad y optimismo ante un futuro incierto.


O la historia de Maher Al Haj Husein, voluntario sirio, profesor de inglés que nos ayudó durante estos días en todas las villas a las que asistimos.

Maher nos contó, en un entrevista muy personal, las penurias que, junto a su familia (7 miembros) sufrieron para poder llegar al campo de Azraq, el por qué tuvieron que abandonar su hogar, su vida… Cómo tuvieron que malvivir en tiendas de campaña durante 3 meses y 3 días hasta que el gobierno Jordano los aceptó como refugiados y les permitieron la entrada en el campo de Azraq.
Maher nos dice que el gobierno Jordano fue muy amable y, sin embargo, la vida en el campo no es, de ninguna manera, vida.


Como él mismo nos cuenta en la entrevista, jamás se hubiese imaginado que lo que ha ocurrido en Siria podría pasar, lo cual nos indica que nadie está libre de sufrir este calvario.

El abrazo en el que nos sumergimos, roto únicamente por el llanto, es el mejor regalo que podíamos recibir. Estas personas son héroes y heroínas, son las que luchan por un futuro en el que ellos y ellas no tienen cabida, luchan por que sus nietos tengan la oportunidad ya no de ser libres, si no de VIVIR.
Mañana comenzamos la segunda fase de esta cuarta inmersión del ajedrez en los campamentos de refugiados, con la incertidumbre propia de acudir a un campamento al que entramos por primera vez.  Abierto en 2011, alberga una población similar a la ciudad de Pontevedra (más de 80.000 personas refugiadas, más de la mitad niños/as). Sus grandes dimensiones suponen un gran reto a nivel de infraestructuras y servicios.


Read more...

DERRADEIRO DÍA EN AZRAQ: REALIDADES, SENTIMENTOS E EMOCIÓNS.



Abandonamos Azraq para dirixirnos ao campamento de Al Zaatari.


   Se as despedidas sempre son difíciles esta foino aínda máis. Non hai palabras para despedirse de quen sabes que che ve marchar sen as mesmas posibilidades que ti, sen ter opción de abandonar o campamento cunhas mínimas garantías de futuro. “Estrañarémosvos” e “Agradecede o apoio recibido pola xente da vosa terra” foron algunhas das frases máis repetidas. Fai xa catro anos que visitamos o campamento e a xente cada vez cóntanos máis da súa historia e circunstancias. Realidades que sabes ou imaxinas que existen pero que son moito máis duras cando se escoitan de preto. Imposible conter as bágoas.

   Foron moitas horas compartidas coas persoas refuxiadas, cheas de alegría, diversión e moito agarimo. Docentes e voluntarias sirias brindáronnos un apoio esencial.


   A dureza das circunstancias nótase na desesperación dalgúns nenos por conseguir un lapis ou un xogo de xadrez feito con tapóns. Valoran tanto o material entregado como a canción que cantamos xuntos cada vez que resolven un exercicio, felicitando o seu traballo con xestos, sorrisos, e aplausos.

    Estes días en Azraq entregamos 950 libros (Manual de xadrez de iniciación e avanzado), un xadrez xigante e moitos xogos de tapóns co seu taboleiro plastificado, elaborados por distintos colexios da provincia. Levámonos, ademais do seu agarimo, un novo exemplar da revista do campamento, que eles mesmos elaboran. Cóntannos con orgullo que inclúe artigos de difusión científica, literatura e pasatempos. Podemos leer tamén a historia de Mohammad Ao Mzaill, un adolescente a quen coñecimos o primeiro ano. Vivía nunha familia de clase media e saíu de Siria en 2014, tras morrer o seu pai durante a guerra. Vive no campamento desde entón coa súa nai e as súas catro irmás. Defíneno, tal e como o coñecemos, como exemplo de humanidade e optimismo ante un futuro incerto.



Coñecemos tamén a historia de Maher Ao Haj Husein, voluntario sirio, profesor de inglés que nos axudou durante estes días en todas as vilas ás que asistimos. Maher contounos, nunha entrevista moi persoal, as penurias que, xunto á súa familia (7 membros) sufriron para poder chegar ao campo de Azraq, o por que tiveron que abandonar o seu fogar, a súa vida… Como tiveron que malvivir en tendas de campaña durante 3 meses e 3 días ata que o goberno Xordano aceptounos como refuxiados e permitíronlles a entrada no campo de Azraq. Maher dinos que o goberno Xordano foi moi amable e, con todo, a vida no campo non é, de ningunha maneira, vida. Como el mesmo cóntanos na entrevista, xamais se imaxinou que o que ocorreu en Siria podería pasar, o cal nos indica que ninguén está libre de sufrir este calvario. Fundímonos nun gran abrazo, roto unicamente polas bágoas, é o mellor agasallo que podiamos recibir. Estas persoas son heroes e heroínas, son as que loitan por un futuro no que eles e elas non teñen cabida, loitan por que os seus netos teñan a oportunidade xa non de ser libres, se non de VIVIR.


   Mañá comezamos a segunda fase desta cuarta inmersión do xadrez nos campamentos de refuxiados, coa incerteza propia de acudir a un campamento ao que entramos por primeira vez. Aberto en 2011, alberga unha poboación similar á cidade de Pontevedra (máis de 80.000 persoas refuxiadas; máis da metade nenos/ as). As súas grandes dimensións supoñen un gran reto a nivel de infraestruturas e servizos.

Read more...

LAS PERSONAS REFUGIADAS: EL DRAMA LATENTE.

16 de abril de 2019



Ya no somos extraños en este campo. Nos reciben por la mañana con un control de seguridad menos exhaustivo que en años anteriores. Nos espera el personal de Care, filial de Acnur, para acompañarnos a uno de sus centros de actividades. Dividimos el grupo de voluntarios/as para que parte de nosotros pueda acudir a los centros de Unicef, trabajando por primera vez en la Villa 3.

Las primeras tres horas vienen a clase varios grupos de niños, aprovechando el tiempo libre que tienen hasta las 12h que empiezan el colegio. Distintos niveles y edades, niños que siguen llegando, se desborda la sala… caos, pero dentro del caos reina alegría y diversión en torno al ajedrez. A las 12h las niñas salen del colegio y se incorporan a nuestras actividades. Nos sorprende Isra, a quien conocimos en 2016, que nos saluda con gran cariño. Recordamos que el día que la conocimos nos impresionó dibujando un hermoso juego de ajedrez.


Paralelamente en el centro Makany, gestionado por personas refugiadas con el apoyo de Unicef. 211 niños y niñas están registradas en la actividad. En los talleres de interior aprenden nociones básicas de ajedrez, conocen las piezas, y nos demuestran su alegría y destreza en cada uno de los juegos.


En el exterior, nos enseñan sus habilidades acrobáticas a la vez que aprenden los movimientos de las piezas: realizan carreras de peones, participan en varias dinámicas vestidos con petos de las distintas piezas, juegan al ajedrez viviente

Al final de día, recorremos unos 500 metros por el campamento que nos hacen recordar el aislamiento en el que viven las personas refugiadas; el drama latente del que en Europa poco se habla y menos se hace.



Read more...

AS PERSOAS REFUXIADAS: O DRAMA LATENTE.



Xa non somos estraños neste campo. Recíbennos cun control de seguridade moito menos exhaustivo que en anos anteriores. Agárdanos o persoal de Care, filial de Acnur, para acompañarnos a un dos seus centros. Dividimos o grupo de voluntarios/as para atender a alta demanda: un grupo imos a care e outro acodirá por primeira vez á Vila 3.

 Nas primeiras horas asisten varios grupos de nenos, aproveitando o tempo libre que teñen ata as 12 h que comezan a escola. Distintos niveis e idades, nenos que seguen chegando, desbórdase a sala… caos, pero dentro do caos reina a alegría e a paixón  torno ó xadrez.


Ás 12, as nenas saen do colexio e incorpóranse ás nosas actividades. Sorpréndenos Isra, a quen coñecimos no 2016 e que con moito agarimo nos saúda. Lembramos cando a coñecimos: debuxando un fermoso xogo de xadrez.


Ó mesmo tempo, no centro Makany da vila 3, xestionado por persoas refuxiadas co apoio de Unicef, 211 nenos e nenas están rexistradas na actividade.


Nos obradoiros aprenden nocións básicas de xadrez: coñecen as pezas, pero sobre todo, demóstrannos a súa alegría e ilusión en cada un dos xogos.


 No exterior, amósannos as súas habilidades acrobáticas á vez que aprenden os movementos das pezas: carreiras de peóns, dinámicas con petos de distintas pezas, realizamos un xadrez vivinte …
 Ao final do día, percorremos a pé uns metros polo campamento que nos fan lembrar onde nos atopamos, lémbranos o illamento no que as persoas refuxiadas están, o drama latente do que en Europa pouco se fala e menos aínda se fai.

Read more...

Cuarto año en el campo de refugiados: desde Pontevedra a Jordania.

15 de abril de 2019



   El viaje fue largo, de Pontevedra hacia Oporto con posterior parada técnica en Estambul y llegada a la capital de Jordania, Ammán, a las 4.45h. Superados los trámites de documentación los primeros nervios llegan a la espera de recibir todas las maletas con los 285 kilos de material de ajedrez y educativo que comprobamos rápidamente que llegan en perfecto estado.

Otros 380 kilos con Manuales de ajedrez de elaboración propia y traducidos al árabe, fueron enviados los días previos para ser recogidos a nuestra llegada.


  En nuestras primeras horas en Jordania recibimos una calurosa bienvenida por parte del Royal Jordanian Chess Clube y de la Federación Jordana. Compartimos unos tés y unas partidas, comprobando el alto nivel y, sobre todo, el interés por el ajedrez, de muchos de los jugadores y jugadoras del club. Nos acompañan entre otros, el Gran Maestro ucraniano Yuri Kruppa y el Maestro Internacional inglés Andrew Norton.  Muestran emoción e interés por el proyecto y se abren líneas de colaboración futuras.


Llegada al Campamento de Azraq

   Tras 45 minutos de viaje desde Zarqa (donde estamos instalados) a Azraq, una inevitable sensación de tristeza nos invade al llegar. Por un lado, la dureza del desierto y la situación de miles de personas refugiadas olvidadas por el sistema. Por otro, el compromiso de poder ayudar en algo (por poco que sea) y transmitir el apoyo de todas las personas y centros educativos que colaboran con este proyecto.


   Comenzamos las clases en el campamento de Azraq conociendo la Villa 6 de Unicef. Nos repartimos los 7 integrantes del equipo de voluntarios en 3 grupos, donde trabajamos con alumnado de distintos grupos de edad: de 6-9, 9-12 y 13-18 años.

   Disfrutamos compartiendo la jornada con un total de 257 niños y niñas que se iniciaban en ajedrez, puesto que las dimensiones del campamento hacen imposible llegar a todos los centros.


   Desarrollamos distintas actividades en interior y exterior, entregando para finalizar a alumnado y docentes el Manual y un juego que elaboraron con material reciclado.

   Nos quedamos, como siempre, con la inocencia de todos ellos, que en las peores circunstancias nos brindan su mejor sonrisa.


Read more...

Cuarto ano no campo de refuxiados: desde Pontevedra a Xordania.




 A viaxe foi longa, de Pontevedra cara Oporto con posterior parada técnica en Istambul e chegada á capital de Xordania, Ammán, ás 4.45 h. Superados os trámites de documentación, os primeiros nervios chegan á espera de recibir todas as maletas cos 285 quilos de material de xadrez educativo que comprobamos rápidamente que chegan en perfecto estado.

Outros 380 quilos con Manuais de xadrez de elaboración propia e traducidos ao árabe, foron enviados os días previos para ser recollidos á nosa chegada.


  Nas nosas primeiras horas en Xordania recibimos unha agarimosa benvida por parte do  Royal  Jordanian  Chess  Clube e da Federación Xordana. Compartimos uns tés e unhas partidas, comprobando o alto nivel e, sobre todo, o interese polo xadrez, de moitos dos xogadores e xogadoras do club. Acompáñanos entre outros, o Gran Mestre ucraíno Yuri  Kruppa e o Mestre Internacional inglés Andrew  Norton.  Mostran emoción e interese polo proxecto e ábrense liñas de colaboración futuras.


Chegada ao Campamento de  Azraq

Tras 45 minutos de viaxe desde  Zarqa (onde estamos instalados) a Azraq, unha inevitable sensación de tristeza invádenos ao chegar. Por unha banda, a dureza do deserto e a situación de miles de persoas refuxiadas esquecidas polo sistema. Por outro, o compromiso de poder axudar en algo (por pouco que sexa) e transmitir o apoio de todas as persoas e centros educativos que colaboran con este proxecto.
   

Comezamos as clases no campamento coñecendo a Vila 6 de Unicef. Repartímonos os 7 integrantes do equipo de voluntarios en 3 grupos, onde traballamos con alumnado de distintos grupos de idade: de 6-9, 9-12 e 13-18 anos.
  
Gozamos compartindo a xornada cun total de 257 nenos e nenas que se iniciaban en xadrez, posto que as dimensións do campamento fan imposible chegar a todos os centros.
   

Desenvolvemos distintas actividades en interior e exterior, entregando para finalizar a alumnado e docentes o Manual e un xogo que elaboraron con material reciclado.

Quedamos, como sempre, coa inocencia de todos eles, que nas peores circunstancias ofrécennos o seu mellor sorriso.











Read more...

HISTORIA DE LA ESCUELA

La Escola de Xadrez de Pontevedra, es una asociación sin ánimo de lucro, creada el 1 de diciembre de 2.001, que viene desarrollando desde su inicio, una intensa actividad que abarca todos los niveles y edades, con el fin de promocionar el ajedrez.

Nuestro gran reto actual es convertir a la escuela en un club donde poder venir a jugar unas partidas por diversión y amistad.

CLASES MAGISTRALES

En nuestra página de Youtube, tenéis disponibles una selección de vídeos de recursos didácticos y de estudios artísticos.

http://www.youtube.com/user/xadrezpontevedra#p/p